La Psicología al alcance de todos
La Psicología al alcance de todos

Cuando un consejo pude ser perjudicial.

Recientemente, después de una de mis charlas de autoayuda, una mujer se acercó a mí y dijo: “Gracias a su charla, me di cuenta que estaba cometiendo un grandísimo error.”

“¿Qué?”, ​​Pregunté, curioso.

“Mi hija tiene previsto tomar el GRE (Examen de Orientación Vocacional). Ella me dijo, ‘Mamá, necesito asistir a una clase’. Y yo le respondí,  ‘Si estás motivada para tomar la prueba, con comprar un libro deberías ser capaz de estudiar lo suficiente ‘”.

Cuando oí eso, quería saltar de arriba y abajo y decir: “¡No, no, no! ¡Estás haciendo el error clásico! ¡Estás diciendo el ‘Deberías ser capaz de…’! “

Afortunadamente, ella continuó: “Después de escuchar su charla, me di cuenta que ella tiene razón. Si ella tiene que tomar una clase, ella debe tomar una clase. Es una mejor idea que vaya sobre seguro”.

Yo estaba muy aliviado al escuchar eso. He encontrado que un signo fiable de que estamos a punto de cometer  un gran error, cuando estamos tratando de ayudar a otra persona (o a nosotros mismos) para cambiar un hábito, es decir “Deberías ser capaz de…”

-“Si quieres hacer más ejercicio, deberías ser capaz de levantarse una hora más temprano e ir al gimnasio antes del trabajo.”

-“Si quieres comer más sano, deberías ser capaz de permitirse prácticamente la mitad de un plato de helado cada noche.”

-“Si quieres dejar de gastar tanto tiempo en el teléfono, deberías ser capaz de limitar Candy Crush a tan sólo veinte minutos al día.”

-“Si quieres conseguir terminar el informe, deberías comenzar temprano y trabajar en él un poco cada día.”

Cuando decimos “Deberías ser capaz de…,” estamos hablando de una persona de fantasía, que puede no tener relación con la persona real que estamos hablando. Y, por lo general, estamos hablando de lo que los hábitos que funcionan bien para nosotros.

Si hay una cosa que he aprendido acerca de los malos hábitos, es que cada uno tiene que deshacerse de ellos de la forma que mejor se adecue a sí mismo. No hay un “deberías ser capaz de…”, es un “Soy capaz de….”

“Eres capaz de…” también es perjudicial, ya que hace que las personas se sientan mal consigo mismos – “Si soy capaz de levantarme temprano y hacer ejercicio; es que debo ser perezoso ” “Debería ser capaz de comer la mitad de un plato de helado; tengo que carecer de dominio propio.” ¡No! Está creando el camino equivocado.

Si alguien sigue diciendo que debes ser capaz de hacer algo, pero no comprende su situación, hágale caso en su justa medida. Intente cambiar, pero no de forma abrupta. Hay muchas maneras de construir mejores hábitos y la vida que queremos. No hay una manera correcta o incorrecta, el único que puede juzgar su utilidad es usted.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies