La Psicología al alcance de todos
La Psicología al alcance de todos

Aprenda a motivar a sus hijos.

Saber decir y hacer lo que es “correcto” cuando queremos motivar a nuestros hijos es difícil.

Pero hay una palabra mágica que puede ayudarnos a darles el respaldo y la seguridad que necesitan a la hora de emprender una actividad “practica”.

Porqué esta palabrita mágica cultiva la confianza y una actitud de “puede hacer” en los niños cosa que no hace la palabra más comúnmente utilizada que es “tratar”. He aquí porqué: Trata implica el fracaso, o por lo menos la duda. Desde muy jóvenes siempre nos dicen que debemos “probar”, “tratar de”, “intentar de nuevo”, solo “tratar”…Sin embargo “tratar” implica el acto de preguntarse que va a pasar en lugar de tener una intención clara de éxito. ¿Cuántas veces has oído a alguien decir que intentaron algo una vez y otra vez y no funcionó? ¿O que van a tratar de llamar o venir y nunca lo hacen?

En nuestra programación subconsciente para nosotros intentar puede tener dos resultados, el éxito o el fracaso. Es una palabra que utilizamos cuando no esperamos tener éxito o no queremos hacer algo…”Bueno al menos lo intentaste”. La palabra “practica”, sin embargo, implica la mejora para llegar al éxito. Practicar siempre te hace mejor. Todo el que es bueno en algo ha practicado: médicos, músicos, deportistas, estudiantes, oradores, cantantes y la lista sigue y sigue. Incluso los niños pequeños que están aprendiendo a caminar están practicando. Ellos tienen toda la tenacidad puesta en caminar con éxito y siguen en ello hasta que lo logran…y eso en sí mismo debe ser una gran lección para nosotros los adultos.

Si desea eliminar por completo en el vocabulario de su hijo la palabra abandono o fracaso (cosa que recomiendo encarecidamente), puede sustituirlo por la acción orientada a frases de éxito, como por ejemplo “hazlo” y ve si te gusta (en lugar de trata de hacerlo a ver si te gusta) o “vamos a mirar a ver si es algo que quieres hacer”.Estas frases alternativas no tienen la misma asociación negativa que la palabra “tratar”.

Una historia real:

Uno de mis clientes fue practicando el lenguaje de estimulación con sus hijos, después ella sintió una tremenda diferencia en los cambios lingüísticos realizados en su propia vida.

Su hijo de 3 años de edad quería atar sus zapatos solo, pero se frustraba contínuamente y debía pedir ayuda, hasta que ella comenzó a decirle “Tu puedes atar tus zapatos”, a lo que el respondía “Lo intenté, pero no puedo hacerlo. Átamelos tú” Pero ella insistió “Tan solo practica, y vas a poder hacerlo. Hazlo una y otra vez hasta que puedas lograrlo”

Después de varios intentos cuando al fin pudo atar sus zapatos solo, el mismo comenzó a utilizar la palabra “práctica”, se acercó a su hermana de 18 meses de edad que estaba un poco frustrada tratando de conseguir uno de sus juguetes sin lograrlo y le dijo. “Tu puedes hacerlo, tan solo practica” y el la animó hasta que ella pudo lograrlo sola, así fue corriendo para contarle a su mamá que era un buen hermano mayor.

En ese momento mi cliente les dio un valioso regalo a sus hijos –con un simple concepto- para motivarlos el resto de su vida. Sus hijos sabrán siempre que se puede mejorar en lugar de preguntarse si van a tener éxito.

Así que destierra de tu vida y de la de tus hijos la palabra “tratar” que implica la duda y el fracaso y comienza a utilizar la palabra “practica” que implica la mejora y el éxito.

Puede ser algo difícil, probablemente has estado usando la palabra “tratar” toda tu vida por lo que puede tomar un tiempo conseguir que se transforme en un hábito y salga naturalmente cambiar el término.Sé amable contigo mismo y “sigue practicando”.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies